Kroach: un proyecto de diez euros

davividdelaiglesia_logokroach

 

 

En un mercado en plena transformación, el auge del diseño lowcost que ha traído la crisis y los marketplaces que proliferan por doquier, hacen que el viejo problema de fijar tarifas se complique todavía más. Las peticiones de presupuesto que me llegan a través del formulario web vienen siendo muy variopintas y pocos acuerdos terminan con éxito, mi análisis es producto de lo expuesto anteriormente y mi dificultad para fijar un precio para nuevos clientes supone un desafío para un “presente-futuro”.

Normalmente intento que el posible cliente que rechaza mi presupuesto inicial siga la negociación para descubrir que precio tiene en mente, y así poder hacer una análisis de la situación actual del mercado. Si la ecuación “presupuesto del que dispone el cliente / tipo de proyecto / lo que realmente necesita el cliente / lo que puedes hacer por ese precio” no dan un resultado positivo, amablemente comunico la imposibilidad de llevar a cabo el proyecto.

En esta nueva entrada voy a exponer un caso de una circunstancia profesional peculiar, donde a pesar de ser un presupuesto a priori inaceptable, finalmente decidí aceptar. Para ilustrarlo (y por abreviar) solamente voy a publicar las respuestas del cliente, se entiende la conversación perfectamente a pesar de ello.

 

Respuestas del cliente:

1. “Hola, tengo 18 años, soy dj y productor de música. Como la mayoría de los djs tienen un nombre que les representa, yo necesitaría un diseño sencillo de tan solo el nombre \”KROACH\”. Un saludo y espero una respuesta”.

2. “Disculpe, no dispongo de tanto presupuesto. Gracias de todas formas.”

3. “Mi presupuesto esta muy por debajo de esa cantidad, gracias de todas formas”

4. Soy estudiante y podría ofrecerte un presupuesto de 10 € por un trabajo acorde al precio.

5.  Muchas gracias, en estos momentos no dispongo de ningún tipo de ingresos, y me dedico a producir temas de electrónica e ir avanzando en mi carrera musical mientras lo compagino con mis estudios. Te estoy muy agradecido por tu ayuda y siempre te tendré en cuenta para todo lo que necesite en temas de diseño.

Respondiendo a tus preguntas:
-¿Cómo te he encontrado? Busqué por internet diseñadores de logos y en la primera página me aparecía usted, lo cual me dio fiabilidad y seriedad de tratar con un profesional en el sector del diseño gráfico.
-¿Por qué crees que soy la persona idónea para realizar tu imagen de marca? Solamente con ver algunos trabajos suyos y valoraciones queda claro que tiene un gran prestigio como diseñador, lo cual me garantiza que realizara un estupendo trabajo.
-¿Dónde puedo ver tu perfil o conocerte? Ahora mismo no dispongo de ninguna red social a parte de youtube, que es donde publico mis trabajos.
– ¿Puedo conocer tus trabajos, producciones…? Te paso unos enlaces de algunos de mis trabajos. Actualmente estoy trabajando en la producción de un nuevo proyecto con la participación de una voz femenina, tenemos intención de grabar el tema con un videoclip lo cual romperá con todo lo que he hecho hasta ahora.
– ¿Desde dónde me escribes? Mi residencia fija esta en la Coruña, Galicia. Pero ahora mismo estoy en Croacia pasando una temporada aprendiendo el idioma.

Le estoy enormemente agradecido por el buen gesto que ha tenido conmigo. Muchísimas gracias por su compresión y afecto y disculpe la tardanza ya que no tuve mucho tiempo para contestarle.
Un saludo!

6. Muchas gracias por el gran trabajo que ha realizado, me encanta!. Estoy gratamente agradecido, pero si no es molestia para usted, le agradecería si es posible que me enviara solo las letras en negro y un poco mas gruesas para llamar más la atención, aparte de tener el logo con el disco. Mil gracias por su atención y comprensión de mi situación.

7. Ya le ingresé el dinero, nos pondremos en contacto. Muchas gracias por todo.

 

Hace algún tiempo que había olvidado cual es la economía de un estudiante de 18 años. Acepté el presupuesto con la condición de que cuando el joven cliente se ganase la vida con la música me hicieses más encargos y pagase por ello lo que corresponde. Espero haberle ayudado a darse a conocer creando una buena imagen, y sí, lo hice por un precio simbólico de diez euros, y por el hecho de que haya contactado con un profesional y haya hecho un encargo de imagen de marca con 18 años. He disfrutado haciendo el proyecto, espero le vaya bien.